La semana pasada fue especial para mí. Por dos motivos bien diferentes: uno profesional y otro personal.

El profesional fue la presentación de mi segundo libro “Profesionales en evolución”. El motivo personal fue la celebración de mi 15 aniversario de boda con Sagrario.

Respecto al profesional, no sólo es especial por el hecho de publicar un libro, sino por el esfuerzo y recursos que he tenido que desplegar para que por fin llegue a buen puerto y salga publicado. La culminación fue la presentación el pasado martes 9, con un éxito arrollador, ya que más de 200 personas asistieron a dicha presentación, en el Instituto de Empresa (fotos 1 y 2).


Hace dos años, inicié este proyecto y me comprometí a liderarlo hasta el final. El libro lo he escrito junto a otros 11 autores de la red Enevolución, una red de expertos profesionales en RRHH, a la que pertenezco. Y el desafío de coordinarlo y conseguir el objetivo me lleva a reflexionar sobre la importancia de creer en uno mismo, de la perseverancia, del compromiso auténtico y de la capacidad para saltar los obstáculos.

Respecto al motivo personal, el pasado fin de semana, para celebrar los 15 años que llevo compartiendo mi vida con Sagrario, “escapamos” juntos a un lugar perdido en la naturaleza, especial, un hotel con un ambiente mágico (fotos 3 y 4). Fue un fin de semana inolvidable, maravilloso, donde pudimos “salirnos de este mundo” por unos días y poder reencontrarnos con lo mejor de ambos.

A veces pasamos la mayor parte de nuestra vida trabajando, o nos encerramos en nosotros mismos, y no nos damos cuenta de que tenemos que cuidar la otra parte, la personal, tanto o más que la profesional. La clave es perseguir el sueño de disfrutar de nuestro trabajo, y al mismo tiempo trabajar permanentemente para mejorar y enriquecer nuestra vida personal. Es decir, tanto un ámbito como otro requieren unos cuidados y mismos especiales, exquisitos.

Como se puede leer en la contraportada del libro, impulsar nuestra carrera profesional o desarrollar nuestra vida personal es como cultivar una planta, requiere atención, constancia y cuidados, y si lo hacemos de la forma adecuada, lograremos tener resultados vivos y espectaculares.


JAVIER CARRIL. Coach. Visita mi web:
http://www.zencoaching.es/
¿Has comprado ya mi libro “Zen Coaching. Un nuevo método para potenciar tu vida profesional y personal”, ed. Díaz de Santos, 2008?