Acabo de llegar de una experiencia profesional apasionante. Santiago Ruete, director de RRHH de la multinacional Sara Lee, me dijo hace un mes que le había gustado mucho mi libro Zen Coaching, y me pidió que acompañara a su equipo de 12 personas durante un día y medio, con el fin de ayudarles a afrontar su futuro personal y profesional con mayor autoconfianza, motivación, fuerza mental y emocional. Todo ello en un precioso entorno de naturaleza frondosa, en la zona de Matarraña. Es curioso cómo este año he conocido esta zona de Teruel en dos ocasiones muy especiales, una personal y otra profesional.

Y me encontré, tal y como me dijo Santiago, 12 personas entregadas, comprometidas, apasionadas y con un potencial enorme. En el plan estaba incluida una sesión de conexión interior y meditación de dos horas, que realizamos el primer día por la noche, después de cenar. Todos se aplicaron y aprendieron a practicar la meditación zen para ganar equilibrio emocional y mental.

Al día siguiente trabajamos el miedo al fracaso, los juegos emocionales, la zona de confort, el dilema entre avanzar y parar, el conflicto entre marcarse objetivos y disfrutar del “aquí y ahora”, a través de ejercicios de reflexión personal, de juegos y dinámicas destinadas a traspasar el muro de la consciencia. Para leer con más detalle, recomiendo leer el estupendo artículo del blog de una de las participantes, Judith. El link es http://judithaparicio.blogspot.com/2010/06/zen-coaching.html

Durante este día inolvidable, todos compartieron sus inquietudes y emociones, y me sentí partícipe de sus ilusiones y miedos. Mi objetivo fue que no racionalizaran, sino sobre todo que sintieran, que experimentaran con sus emociones y con su cuerpo nuevas sensaciones, nuevos modos de afrontar los retos a los que se enfrentan en el futuro.

Durante este día y medio he conectado profundamente con cada uno de ellos: Santiago, Enric, Laura, Ana, Judith, Claire, Marcelo, Christian, Antonio, Paquita, Gema y Silvia. He visto la luz de la ilusión en sus ojos, he escuchado sus inquietudes, y he sentido su emoción intensa.

Por la noche, me sorprendió muy positivamente que todos quisieran repetir la sesión de meditación de la noche anterior, lo que me hace confirmar el interés creciente en el mundo de la empresa por la meditación, y me hace admirar aún más a cada una de las personas del grupo, por su apertura mental e ilusión por aprender. Silvia propuso realizar la sesión al aire libre, bajo el cielo lleno de estrellas y al frescor de la naturaleza en la noche. Fue una experiencia mágica, especial, de paz interior, escuchando el sonido permanente del agua del río, sintiendo la hierba mojada bajo nuestros pies.

Esa noche me costó dormir. Me venían a la cabeza una y otra vez los instantes irrepetibles que había vivido con ellos, sus palabras y reflexiones, el baile al ritmo de Volare o la paz interior de la meditación…en resumen, el disfrute de vivir con ellos esta experiencia inolvidable.

Me siento un privilegiado por haber sido elegido para un proyecto como éste. Como decía Gema, fue un regalo que la empresa hizo a cada uno de ellos, porque fue un espacio abierto para que miraran a su interior, para que hicieran un alto en el camino, para plantearse sus verdaderas prioridades y reflexionar sobre qué es lo que quieren para el resto de su vida…

En definitiva, fue como romper el barro que tenían para descubrir el oro que llevan dentro. Doy las gracias a cada uno de ellos, por dejarme entrar en su gran universo.

JAVIER CARRIL. Coach. Visita mi web: http://www.zencoaching.es/
Compra ya mi nuevo libro “DesESTRÉSate”, Ed. Alienta, 2010…o mi primer libro “Zen Coaching. Un nuevo método para potenciar tu vida profesional y personal”, ed. Díaz de Santos, 2008.