Te deseo para el año 2011 que avances mucho en tu aprendizaje de la vida, en aceptar más y resistirte menos a lo que “es” la vida, en no pretender que la vida te debe algo: la felicidad, el constante bienestar o el confort.


Te deseo que dejes de jugar a ser víctima, que dejes de desplazar la responsabilidad de tu vida en los demás o en las circunstancias, que dejes de exigir que cambien los demás.

Te deseo que seas más humilde, más consciente de tus debilidades y de tu vulnerabilidad, te deseo que aprecies las embestidas constantes de la vida como tus mejores maestros. Te deseo que mires a tu interior para ver qué tienes que cambiar para ser una persona más libre.

Te deseo que aprendas a jugar mejor el juego de la vida, porque sufrirás menos y te sentirás más libre. Te deseo que interiorices que la vida son cimas y valles, placer y dolor, sonrisas y lágrimas.

Te deseo que este 2011 vivas de verdad, enfocado en lo que quieres y no en lo que “deberías”.