Me gusta la iniciativa de la web http://estosololoarreglamosentretodos.org/ De hecho, acabo de unirme al proyecto y suscribir su manifiesto, basado en que cada persona debe asumir la responsabilidad sobre su situación y hacer todo lo que esté bajo su círculo de influencia, evitando la excusitis y la queja constante. Este es un mensaje que llevo dando en este blog desde su creación, hace ya casi 4 años.

También es uno de los mensajes clave de mi libro “Zen Coaching” y del libro “Profesionales en evolución, proyecto que he liderado y para el que he escrito 4 capítulos, y que presento el próximo martes en el Instituto de Empresa.

Asumir la responsabilidad sobre nuestra situación es el segundo pilar del coaching. El primero, darse cuenta de cual es nuestra situación. Y el tercero y básico, actuar.

Creo que lo más difícil para muchas personas está en proponer soluciones en lugar de quejas y problemas. Es mucho más cómodo criticar al gobierno, a la oposición, a los empresarios, a los sindicatos, a tus compañeros de trabajo o al presidente de EEUU…que asumir que tú eres el único responsable de donde estés en este preciso instante. Si estás en paro, tú eres el responsable de estar en paro. Si estás descontento y desmotivado con tu trabajo, tú eres el responsable de ese estado anímico. Si no vives la vida que quieres, tú eres el responsable.

Estoy realmente cansado de escuchar constantemente a mi alrededor frases como “Esto es un desastre…nos van a llevar a la hecatombe”, o “Esto no tiene solución”…Hace poco un ejecutivo con el que estoy trabajando en un proceso de coaching me decía que la gestión de su tiempo dependía en un 80% de los demás, y sólo un 20% de él mismo. ¿Qué posibilidades tiene este directivo de solucionar este problema? Pocas, si sigue creyendo esto.

Si creemos que sólo un 20% de nuestra situación actual depende de nosotros, estamos desplazando nuestra responsabilidad en los demás, y esto es muy peligroso. Supone que creemos que nuestras posibilidades son muy limitadas para dar un cambio a nuestra vida, lo cual es falso. Para empezar, debemos romper esa falsa creencia y asumir lo contrario: que el 80% de la solución depende de nosotros.

Cada uno debe asumir, individualmente, su propia responsabilidad. Si todos hiciéramos este ejercicio seriamente, la crisis se acabaría pasado mañana. Pero la realidad es que la mayoría de las personas no hacen más que lamentarse y hacerse las víctimas, sin proponer ninguna alternativa ni siquiera para su propia vida.

Todos, en alguna ocasión, hemos caído en comportamientos victimistas e inmaduros. No es cuestión de castigarse, somos humanos. Lo que sí debemos tener cuidado es en salir de esos estados rápidamente, en cuanto los detectemos dentro de nosotros. Porque aunque no somos responsables de entrar en un estado de ánimo negativo, sí somos responsables de permanecer en él.

Así que ponte en marcha, asume tu responsabilidad, olvídate de lo mal que lo están haciendo los demás, y céntrate en lo que puedes hacer tú. Porque esto, sea lo que sea, lo arreglas tú. Nadie va a venir a solucionarte tu vida.

Te propongo un simple, pero difícil ejercicio: en la próxima semana, pase lo que pase, no emitas ninguna crítica ni ningún comentario negativo sobre la situación, el gobierno o sobre los demás, y si te llega algún pensamiento de esta clase, reencuadra la situación y pregúntate qué puedes hacer tú para mejorar tu vida. Al final de la semana, si lo has conseguido, observa cómo te sientes.

JAVIER CARRIL. Coach. Visita mi web: http://www.zencoaching.es/
¿Has comprado ya mi libro “Zen Coaching. Un nuevo método para potenciar tu vida profesional y personal”, ed. Díaz de Santos, 2008?