Llevo varios años asistiendo a Expomanagement como espectador. Y he disfrutado y aprendido mucho escuchando las ponencias tanto del Congreso (donde hay que pagar, por cierto bastante, para ver a los grandes gurús mundiales) como de las conferencias gratuitas de los auditorios que patrocinan diversas empresas de consultoría o formación.


Para mí, es el evento de referencia en España del management, donde asisten miles de altos ejecutivos con la esperanza de solucionar su problema de gestión del tiempo o de estrés, o su dilema de cómo dirigir y motivar a su equipo, entre otras muchas metas.

Pero este año decidí, junto con mis socios de Execoach, convertirme en protagonista. Me había cansado de ser espectador y sentía que tenía mucho que aportar a este foro. Y Execoach patrocinó el auditorio de Recursos Humanos el pasado 2 de junio, acogiendo conferencias durante todo el segundo día del evento. El equipo de Execoach (en la foto) impartimos un total de tres conferencias, que tuvieron un enorme éxito. El auditorio con capacidad para 160 personas se llenó en todas ellas, y mucha gente se tuvo que quedar de pie e incluso sentada en el suelo. Había realmente mucha expectación por nuestras ponencias.

Concretamente yo impartí un taller sobre gestión de estrés, basado en mi libro “Desestrésate”, y un taller de coaching para dirigir equipos.

La experiencia fue fabulosa. El reto para nosotros enorme. La satisfacción y el orgullo al final de la jornada, difícil de expresar.

Merece la pena convertirse de espectador en protagonista de la vida, de tu vida. Como dijo Richard Vaughan en otra de las conferencias de nuestro auditorio, “Se trata de tu hora en el escenario”. Él dice que nuestra vida es como si tuviéramos una única oportunidad, una hora en el escenario para representar lo mejor que podamos nuestra vida. Y sólo podemos aprovechar esa hora en el escenario si nos decidimos a cruzar el umbral, la línea que separa el espectador del protagonista.

No lo dudes. Cruza el umbral, a pesar del miedo, las dudas, la ansiedad y la incomodidad. Conviértete en protagonista y deja de esperar a que las cosas sucedan. Provoca que sucedan, conviérte en proactivo en lugar de reactivo, y no dejes que el tsunami diario te ahogue.

Y empieza ahora mismo. Toma una decisión sobre algún aspecto de tu vida personal o profesional en el que sientas que estás siendo espectador. Y protagonízalo como si fuera tu última hora en el escenario.

JAVIER CARRIL. Coach. Visita mi web: http://www.zencoaching.es/
Compra ya mi nuevo libro “Desestrésate”, Ed. Alienta, 2010…o mi primer libro “Zen Coaching. Un nuevo método para potenciar tu vida profesional y personal”, ed. Díaz de Santos, 2008.